Language select Español
Share icon Compartir ahora Contacto WhatsApp
Entrevista sobre la colaboración de Hans Kupfer & Sohn y Weber.

Por qué el servicio es cada vez más importante y la digitalización no es un fin en sí mismo.

Las especialidades de embutidos de Hans Kupfer & Sohn son un producto fijo en la sección de refrigerados de los supermercados más famosos. Esta empresa familiar de Heilsbronn se dedica principalmente a los embutidos y deleita el paladar de los clientes con su amplia variedad. El éxito económico de Kupfer se debe, por un lado, a sus buenos sabores y, por otro, al resultado de una tecnología de producción muy disponible, pero variable. Kupfer confía cada vez más en las líneas completas de Weber Food Technology. El redactor especializado Thorsten Sienk ha hablado con Gerhard Tauscher y Arthur Hahn, del Departamento de Tecnología de Procesos de Kupfer, y con Matthias Köster, de Weber, sobre los antecedentes del concepto «todo de un mismo proveedor».

Group photo of Kupfer & Sohn and Weber employees

La loncheadora, el colocador de cinta y la envasadora: Weber lo diseñó todo y lo puso en marcha en las plantas de producción de Kupfer. En la foto, de izquierda a derecha: Arthur Hahn, director de proyectos técnicos de Kupfer; Matthias Köster, Area Sales Manager de Weber Food Technology, y Gerhard Tauscher, director de tecnología de procesos de Kupfer.

Autor: Thorsten Sienk, redactor especializado autónomo, Bodenwerder

Como productor de embutidos, ¿qué es lo que más le importa a la hora de invertir en nuevas plantas de producción?

«En cuanto a nuestras líneas, tenemos las cosas claras y queremos que se implementen llave en mano».

Thorsten Sienk: Si echamos la vista atrás a la automatización en ingeniería mecánica, nos damos cuenta de que la evaluación de los sistemas se centra cada vez menos en las cifras concretas de rendimiento y más en aspectos como la disponibilidad, los costes totales de propiedad y la eficiencia energética. También podemos añadir las palabras de moda sostenibilidad y digitalización. Como productor de embutidos, ¿qué es lo que más le importa a la hora de invertir en nuevas plantas de producción?

Arthur Hahn: Necesitamos una maquinaria que sea flexible para poder satisfacer rápidamente las necesidades del mercado. Nuestros clientes esperan mucho de nosotros, y no hay piedad para los que no cumplen.

Gerhard Tauscher: La disponibilidad es fundamental. Hasta cierto punto, podemos compensar la pérdida a corto plazo de una línea de producción con otras líneas. Sin embargo, esto no funciona en todos los productos. Quienes no puedan entregar rápidamente los productos solicitados se arriesgan a sufrir costosas penalizaciones contractuales. La presión ha aumentado en los últimos años. En cuanto a nuestras líneas, tenemos las cosas claras y queremos que se implementen llave en mano. Antes, nosotros mismos implementábamos líneas con máquinas de distintos fabricantes. Esto suponía mucho trabajo y solía provocar discusiones entre los fabricantes cuando algo no funcionaba en la producción diaria. Ahora, con Weber Food Technology, contamos con un socio que nos suministra los sistemas completos, planifica el proyecto con nosotros y nos ahorra mucho trabajo. De esta manera, las competencias de una línea de producción completa proceden de una sola empresa.

En Kupfer se suministran líneas de producción completas actualmente. ¿Se está convirtiendo Weber en un contratista general?

«El éxito de la asociación va mucho más allá de la simple tecnología y no termina con la puesta en marcha».

Thorsten Sienk: Weber Food Technology es conocida sobre todo por sus loncheadoras. En los años 80, y contra todo pronóstico, los habitantes de Hesse Central revolucionaron el mercado con esto. Y otros componentes de la línea, como las soluciones de automatización y los escáneres, también están consolidados en su gama de productos. Además, desde hace algunos años, están disponibles las envasadoras Weber compatibles. En Kupfer se suministran líneas de producción completas actualmente. Eso sí que es una novedad. ¿Se está convirtiendo Weber en un contratista general?

Matthias Köster: Para nosotros, los conceptos de líneas completas flexibles y modulares son una estrategia de futuro, sin descuidar nuestras competencias básicas de corte, carga y envasado. Somos conscientes de que el éxito no depende de las distintas máquinas, sino de cómo evolucionan las tendencias. Me refiero, por ejemplo, al ahorro de material de envase. Aquí es donde se nos demanda y se nos desafía como socios. No esperamos a que los clientes nos planteen mejoras, sino que somos nosotros los que fomentamos la innovación. Por lo tanto, el éxito de la asociación va mucho más allá de la simple tecnología y no termina con la puesta en marcha.

¿Cómo debo imaginarme concretamente esta asociación?

«Nosotros nos centramos en los resultados de nuestros socios».

Thorsten Sienk: ¿Cómo debo imaginarme concretamente esta asociación?

Arthur Hahn: Con Weber podemos hablar de todo y buscar soluciones juntos. La burocracia no funciona en nuestro sector, necesitamos una colaboración directa, y estamos haciendo muchas cosas bien con Weber.

Matthias Köster: Kupfer y Weber son empresas medianas dirigidas por sus propietarios que tienen las ganas de trabajar en equipo para crear algo bueno juntos. Para esto hace falta confianza, diálogo directo con canales oficiales cortos y, sobre todo, empatía. Estos valores forman parte de la cultura empresarial de Weber. Nosotros nos centramos en los resultados de nuestros socios.

Arthur Hahn: Y así funciona la asociación. Sabemos la experiencia que tenemos en la elaboración de especialidades de embutidos. Weber agrupa estos conocimientos y nuestros requisitos de tecnología, crea un concepto a partir de ellos y, al final, obtenemos una línea de producción muy buena.

Una colaboración que va más allá de la entrega y la puesta en marcha.

«Desde hace tiempo, ya no se trata solo de instalar la maquinaria»

Thorsten Sienk: Señor Köster, usted ha mencionado que la colaboración va más allá de la entrega y la puesta en marcha de la tecnología. ¿Qué quiere decir exactamente con eso?

Matthias Köster: Con Kupfer, primero diseñamos líneas eficientes y, además, el plan de servicio adecuado. Porque la sostenibilidad y la asociación no se definen por los acuerdos de venta, sino por el funcionamiento conjunto de las líneas.

Gerhard Tauscher: Cada vez nos importa más la disponibilidad del servicio cuando comparamos las ofertas de los distintos fabricantes. Antes de decidirnos a invertir, también evaluamos el rendimiento de los sistemas de un fabricante en el pasado, sobre todo en lo que respecta a su vida útil y durabilidad. Desde hace tiempo, ya no se trata solo de instalar la maquinaria.

Thorsten Sienk: ¿Eso significa que Weber tiene que estar in situ rápidamente cuando falle la tecnología?

Gerhard Tauscher: Exacto. Apenas tenemos redundancia si falla una planta. Si ocurre algo así y no reaccionamos pronto, los costes del tiempo de parada ascenderían rápidamente a una cuantía de cinco cifras. El personal debe cobrar aunque no pueda trabajar. Se incurre en costes de reequipamiento y horas de técnicos, y hasta en penalizaciones contractuales. Por todo ello, la disponibilidad del servicio es un punto muy importante. Aunque nuestros técnicos sepan lo que hay que hacer, no son especialistas, sino generalistas que tienen que ocuparse de más de 20 líneas. Cuando ya no podemos solucionar nada más internamente, necesitamos técnicos de Weber formados que estén disponibles al momento. No tenemos dos días, porque nuestras plantas no están en un museo.

La oportunidad de seguir desarrollándose de forma muy específica.

«Si la reparación se debe al desgaste, se puede planificar el servicio».

Thorsten Sienk: Con todo el respeto que merece el servicio de asistencia remota y las ventajas que ofrece: aparte de las posibilidades digitales, ¿cómo garantizan un suministro rápido de piezas de repuesto cuando algo se rompe?

Matthias Köster: Junto con Kupfer, hemos diseñado un almacén de piezas de repuesto directamente en Heilsbronn. Con esto, Weber se está adentrando en un nuevo territorio. La estrategia de almacenamiento es tener acceso inmediato a las piezas de repuesto recurrentes. Una vez a la semana se hace inventario y se asignan las piezas a las máquinas correspondientes. Así, no tenemos que tener en cuenta el tiempo para adquirir las piezas de repuesto. El proceso de pedido será breve y además nos ahorraremos los costes de cualquier envío urgente.

Arthur Hahn: Si la reparación se debe al desgaste, se puede planificar el servicio. De esta forma, puedo hacer el trabajo cuando la planta esté parada por otros motivos. Gracias al almacén de piezas de repuesto que tenemos aquí mismo, disponemos de más flexibilidad. Por eso es tan maravillosa, sobre todo en términos de disponibilidad general.

Matthias Köster: Para nosotros, la estrategia de almacenamiento aporta ventajas, especialmente al asignar las piezas de repuesto que necesitamos por línea, como podemos comprobar en condiciones de funcionamiento reales en las que hay un mayor desgaste.

Thorsten Sienk: ¿Esto significa que tienen la oportunidad de seguir desarrollándose de forma muy específica a través de esta demanda de piezas de repuesto por línea?

Matthias Köster: Exacto, esta información tan importante no se obtiene en ningún campo de pruebas.

Arthur Hahn: También es interesante ver cómo la experiencia adquirida se refleja después en mejoras en la planta. Es un orgullo y una gran motivación ver que tus propias ideas se plasman en la próxima generación de máquinas.

Contacto

Le atenderemos con mucho gusto.

Pictograma de contacto
Weber Inc. U.S. Sales
Weber Inc.
10701 N. Ambassador Drive
Kansas City MO 64153
Teléfono: +1 816 891 0072
Pictograma de contacto
Weber Inc. U.S. Sales
Weber Inc.
10701 N. Ambassador Drive
Kansas City MO 64153
Teléfono: +1 816 891 0072